Se adeudan 11.4 millones a empresa que trabaja en el basurero de El Platanal

* El alcalde dijo que el convenio firmado con Eduardo Neri es vigente hasta el 31 de diciembre, por lo que se puede seguir utilizando hasta esa fecha

 

* Confirmó que Carlos Ramírez, director de Imagen Urbana, es líder de un grupo de ‘la basura jefa’, pero que no ha obtenido más concesiones durante la actual administración

 

Redacción

 

El alcalde Marco Antonio Leyva Mena informó que el Ayuntamiento capitalino debe 11 millones 460 mil 661 pesos por el relleno de basura intermunicipal que comparte con Eduardo Neri, cuya vida útil termina en diciembre, por lo que el gobierno del estado ha intervenido y destinado otro predio para el depósito de la basura.

Contrario a lo que dijo la semana pasada, cuando informó que a la empresa que trabaja en el basurero de El Platanal se le debían 4.5 millones de pesos de los 12 que estipula el contrato, el alcalde Marco Antonio Leyva Mena admitió ayer que su administración adeuda 11 millones 460 mil pesos a Lixo, además que reiteró que la vida útil de ese relleno sanitario concluye en diciembre próximo, por lo que se puede seguir utilizando.

Además, el primer edil capitalino aceptó que el director de Imagen Urbana del municipio, Carlos Ramírez, es líder de uno de los grupos de las camionetas recolectoras de basura conocidas como ‘la basura jefa’, pero no consideró que incurra en conflicto de interés.

Leyva Mena explicó Ramírez ha ocupado diversos cargos en todas administraciones municipales en los últimos 15 años y tiene un amplio conocimiento del municipio. “En materia de imagen urbana es un buen funcionario, su conocimiento que tiene del territorio de Chilpancingo, su liderazgo con las gentes que tiene con él, nos ha hecho a esta ciudad con una mejor imagen”, aseguró.

Sobre el mismo tema, el director de Planeación, Carlo Misael López, afirmó que las concesiones para la operación de camionetas recolectoras que el funcionario lidera “no es algo que se les haya otorgado en esta administración, ni mucho menos que se haya tenido alguna condescendencia con alguno de ellos para incrementar el número de camionetas. El número de camionetas desde un inicio, como consta en las actas, es el mismo: son 158 a quienes fueron de origen designadas”, aseguró.

Sobre la situación de basurero de El Platanal, el alcalde capitalino dijo que el convenio con el municipio de Eduardo Neri para depositar las más de 300 toneladas de desechos que se generan diariamente en Chilpancingo en ese lugar es vigente hasta el 31 de diciembre próximo, lo que contradice lo expresado por el primer edil Pablo Higuera Fuentes, quien advirtió que ya no se recibiría la basura a partir de este mes.

Leyva Mena explicó que el 1 de febrero de 2017 se firmó un convenio para el saneamiento, operación y clausura del relleno sanitario de El Platanal, para lo cual Chilpancingo se comprometió a pagar aproximadamente 12 millones de pesos a la empresa Lixo encargada de los trabajos, y con ello obtenía el derecho de depositar su basura.

Dijo que como parte del acuerdo, el gobierno estatal ha aportado 5 millones 993 mil 524 pesos y a Chilpancingo le corresponde aportar el resto para completar los 12 millones, pero aceptó que a la empresa se le deben 11 millones 460 mil 661 pesos y no 4.5 millones como dijo la semana pasada, aunque justificó que los pagos están programados.

Por otra parte, al ser cuestionado sobre las declaraciones que hizo el lunes en el gobernador Héctor Astudillo Flores en las que pidió a los ayuntamiento aplicar realmente los recursos que les asigna la Federación para el combate a la inseguridad, y que den resultados contundentes en este tema, Leyva Mena afirmó que Chilpancingo y Coyuca de Benítez son los únicos municipios de la entidad que han cumplido con la comprobación al 100 por ciento de los recursos destinados a seguridad en el primer semestre del año.

Aseveró que el Gobierno Federal asigna a los municipios 70 por ciento de las partidas presupuestales para todo el año a principios del ejercicio fiscal, pero si los ayuntamientos no comprueban al 100 por ciento esos recursos, entonces no reciben el 30 por ciento restante.