‘La basura jefa” es controlada por empleados municipales

*- El alcalde capitalino descartó, sin embargo, que esos trabajadores que tienen más de 15 años en la administración municipal, incurran en conflicto de interés

 

Fernando Hernández

 

El alcalde Marco Antonio Leyva Mena admitió que trabajadores del gobierno municipal lideran grupos de recolectores de residuos conocidos como ‘la basura jefa’, entre ellos el director de Imagen Urbana, Carlos Ramírez González, pero descartó que incurran en conflicto de interés.

Cuestionado sobre esta situación en la Universidad Policial del Estado de Guerrero (Unipol), el primer edil capitalino dijo: “están involucrados trabajadores del ayuntamiento, son cuatro grupos en específico que manejan las cerca de cinco 110 camionetitas de ‘la basura jefa’”.

Sin embargo, Leyva Mena descartó que los trabajadores del ayuntamiento que lideran esos grupos de recolectores de basura, quienes a principios del año estacionaron 80 camionetas cargadas de basura en el zócalo capitalino, incurran en un conflicto de intereses. “Ellos tienen un negocio y trabajan en el ayuntamiento desde hace más de 15 años algunos de ellos”, precisó.

Aseguró que ninguna empresa especializada en el tratamiento de residuos sólidos “les va a aceptar las cantidades de basura que tienen”, y agregó que empresas cuyas inversiones ascienden a por lo menos 200 millones de pesos están interesados en los desechos que se generan en la capital.

Expresó que el municipio de Eduardo Neri cuenta con un espacio para depositar la basura, pero es necesario que ambas localidades lleguen a un acuerdo.

Manifestó que para reducir los impactos ambientales en un terreno ubicado al norte de la ciudad al que fueron llevados los desechos de Chilpancingo, ha girado instrucciones para que la basura sea recogida y así evitar una mayor contaminación.

Recordó que los 12 millones de pesos que se han destinado al manejo de los residuos de Chilpancingo que fueron llevados a El Platanal en los últimos meses, representan una aportación de 6 millones de pesos que hizo el gobierno del estado y el resto fue una asignación por parte de la administración municipal.

Indicó que tras el llamado que hizo el Congreso del Estado a implementar acciones para evitar otra crisis por proliferación de basura, le hará llegar a los diputados “toda la documentación, todos los ingresos que ha tenido la empresa” que fue contratada para adecuar el tiradero a cielo abierto de El Platanal, ubicado en Zumpango.

A pregunta expresa aseveró que la Comisión Estatal de Derechos Humanos no los ha notificado de si ha iniciado formalmente una queja debido a la proliferación de basureros en diversos sitios de la ciudad que se registró la semana pasada, porque representó un riesgo a la salud pública de los habitantes de la capital, según declaró el ombudsman guerrerense.