Cierra sitio de urvans de Tlacotepec tras ataque

Jesús Saavedra

 

El sitio de urvans de la Unión de Transportistas de Heliodoro Castillo de la ruta Tlacotepec-Chilpancingo, permaneció cerrado este lunes luego del ataque a balazos y con una granada de fragmentación que ocurrió la tarde de este domingo.

Ese sitio se ubica en la calle Manuel Mier y Terán de la colonia Morelos de esta capital, en donde solo quedaron huellas de la agresión a tiros y con un granadazo.

En la planta de arriba se observa unas ventanas que tienen huellas de las ráfagas a las que fueron sujetos por personas armadas que sorprendieron este sitio del servicio público de transporte a la Sierra de nuestra entidad.

En la parte baja del sitio es un amplio estacionamiento donde caben hasta tres urvans, del costado izquierdo hay un altar a la Virgen de Guadalupe y debajo tres sillas de plástico rojas.

En ese mismo costado, en la pared, hay visibles huellas del incendio que provocó una granada que estalló en la urvan de número económico 16.

Al centro una caseta de madera, las cuales según testigos llevaba el rol de urvans que salían y llegaban a ese sitio y donde además se vendían aguas, refresco, galletas.

Más a la derecha un baño para hombres y a un lado una mesa de fierro con dos sillas de plástico, encima había cuatro botellas de agua tiradas que denotan que quienes la estaban tomando las dejaron cuando se percataron del ataque a balazos del que fueron objeto los ocupantes de ese inmueble la tarde del domingo.

Tras ese ataque se informó del deceso de un hombre, sin que se tenga conocimiento de personas heridas y una urvan incendiada en su totalidad.

Este lunes ese sitio permaneció abandonado y se informó que los casi 40 choferes de las urvans que prestan ese servicio a Tlacotepec decidieron suspender sus corridas hasta en tanto no se garantice la seguridad.

En agosto del 2014 también este sitio y el de la ciudad de Iguala decidieron dejar de prestar el servicio por más de dos semanas ante las condiciones de inseguridad que se vivían en el camino hacia Tlacotepec.

Ayer lunes en ese sitio solo hubo vecinos y automovilistas que pasaron por la zona más por el morbo de ver donde “quemaron los sicarios la urvan”.

Vecinos con cierto temor a platicar lo que sucedió dijeron que “desde ayer luego del ataque a balazos y con la granada “así quedó el sitio, solo y abandonado, no sabemos qué va a pasar pero se oyó muy feo el ataque sostiene una persona de la zona.