Propone empresario cambiar estrategia de seguridad en Acapulco

* Joaquín Badillo, presidente del CCE, sugirió sacar a delincuentes de la zona turística y una vez que ya no haya delitos en estas zonas, ir por los maleantes a los sitios donde se replieguen 

 

Ana Lilia Torres

 

ACAPULCO.— El presidente del Consejo Coordinador Empresarial del Estado de Guerrero (CCE), Joaquín Badillo Escamilla, propuso a los tres niveles de gobierno que implementen una nueva estrategia de seguridad para sacar a la delincuencia de las zonas turísticas, donde recientemente se han cometido hechos de violencia que afectan la imagen de este puerto.

El dirigente empresarial señaló que es necesario instrumentar un mecanismo para crear operativos eficaces que den como resultado el “efecto cucaracha” y que haga salir a los delincuentes de los puntos de concentración de turismo.

Recientemente, en plena temporada de verano, se registraron homicidios en la zona de la Condesa y en la playa La Angosta, en Acapulco, hechos que generaron preocupación entre los empresarios del sector turístico.

“Es importante resaltar que nos preocupan los acontecimientos que se han presentado en cuestión de inseguridad, principalmente en rutas turísticas o en los puntos estratégicos donde los turistas vienen a disfrutar sus vacaciones, como las playas, atractivos turísticos, hoteles y restaurantes”, señaló Badillo Escamilla.

En ese sentido, externó que el Consejo Coordinador Empresarial, que aglutina cámaras de representación nacional, tiene identificados los factores que  disminuyen de manera directa la inversión y captación de divisas por captación turística.

“En estas vacaciones de verano podemos decir que estos hechos que han acontecido en la zona turística han afectado y han inhibido el desarrollo sostenible de la economía que gira en base al turismo”, resaltó.

El presidente del CEE pidió a los tres niveles de gobierno una mayor coordinación y un cambio de estrategia en materia de seguridad “que tenga que ver más en la prevención, que es una de las demandas del sector empresarial, apostarle a la prevención, no tanto a la reacción”.

Propuso un trabajo de prevención coordinada, que incluya la participación de los empresarios, para que con ello se puedan contar con mayores sectores vigilantes y con una comunicación eficaz poder prevenir hechos delictivos.

“Hay que sacar a la delincuencia primero que nada de las zonas turísticas y posteriormente ir haciendo un efecto que se llama efecto Cucaracha atacar directamente puntos concretos, entonces la delincuencia se empieza a replegar, empieza a huir”, indicó.

De esa manera “los vamos a ir sacando de las zonas turísticas y posteriormente de las zonas conurbadas donde se asienten, hasta que finalmente salgan de Acapulco”, subrayó el representante empresarial.