Policías de Arcelia fueron agredidos por civiles armados

* Adolfo Torales reveló que el miércoles pasado, miembros de la policía tecampanera retuvieron a 5 uniformados y los entregaron a un grupo armado, quienes los golpearon durante 2 horas y después los liberaron

 

REDACCIÓN

 

El presidente municipal de Arcelia, Adolfo Torales Catalán, denunció que la semana pasada, elementos de la policía comunitaria que opera en Teloloapan detuvieron y golpearon a varios elementos de la policía preventiva del municipio que gobierna, y que les advirtieron que es a él a quien quieren detener.

En declaraciones al diario Milenio, el primer edil arcelense explicó que   el pasado miércoles 14 de junio, un grupo de cinco elementos de la policía preventiva de Arcelia regresaban a su lugar de origen procedentes de la Universidad Policial, ubicada en Chilpancingo, y en un filtro de revisión fueron interceptados por integrantes de la Policía Tecampanera de Teloloapan.

Estos estregaron a los uniformados a un grupo de hombres armados, mismos que los retuvieron durante dos horas y los golpearon en un lugar despoblado. Entrada la noche, los preventivos de Arcelia fueron liberados, con la advertencia de que en caso de volver a pasar por dicho municipio serán asesinados.

Torales Catalán denunció que los agresores les señalaron a los uniformados que en realidad es a él a quien pretenden capturar, lo que consideró una amenaza que pone en riesgo su integridad personal.

Explicó que a partir de la agresión contra los elementos de Seguridad Pública, decidió modificar sus rutas de trabajo e incluso reveló que cada que es convocado a reuniones con el gobernador Héctor Astudillo Flores, en Chilpancingo, lo que hace es evitar transitar por la carretera de Teloloapan y mejor rodea hacia el Estado de México para trasladarse de manera más segura hacia la capital de Guerrero y no faltar a las convocatorias.

El alcalde aseguró que el riesgo de una agresión en su contra por parte de los civiles armados es real y por eso tomó medidas que pudieran considerarse como drásticas, con la intención de evitar quedarse al alcance de sus potenciales agresores.