Ejecutan a 3 personas

Martín Basurto

 

ACAPULCO. — Personas desconocidas asesinaron a balazos a una mujer cuando estaba en el interior de un bar ubicado en el bulevar Lázaro Cárdenas.

Alrededor de las 11:30 horas, Elena “N” “N”, de una edad aproximada a los 35 años, estaba trabajando en la cantina con razón social “El Buzoncito”, cuando justo en ese momento varias personas irrumpieron en el negocio, le dispararon en cinco ocasiones con armas de calibre .45, y al verla sin vida escaparon a toda prisa.

Policías estatales acordonaron el área, mientras que los ministeriales del sector Renacimiento, personal de Servicios Periciales y un agente del Ministerio Público hicieron las diligencias de ley, asegurando cinco casquillos percutidos.

Los prosectores del Servicio Médico Forense (Semefo) levantaron el cuerpo y lo trasladaron a sus instalaciones para la necropsia de ley.

Cabe señalar que hace varios años, cuando ese local se llamaba “Bar las Nenas”, le dieron muerte a diez personas, entre clientes y empleados, cuyo caso jamás fue aclarado.

HALLAN CUERPO

El cadáver de un hombre fue encontrado ayer, a la orilla de la calle Osa Mayor, a unos metros del bulevar Lázaro Cárdenas.

Al filo de las 02:00 horas, elementos de la Policía Estatal y Ministerial de Ciudad Renacimiento llegaron el lugar, encontrando al ahora occiso, de 40 años de edad, aproximadamente, el cual vestía una bermuda beige, estaba descalzo, sin camisa,  y presentaba varios impactos de bala. A un lado se hallaron siete casquillos percutidos de calibre 9 milímetros y dos ojivas, por lo que las autoridades suponen que fue sacado de su domicilio, y llevado a matar a esa calle, en los límites del poblado de la Sabana.

Los prosectores del Semefo levantaron el cuerpo y se lo llevaron a sus instalaciones en calidad de desconocido.

ASESINAN A EX RECLUSO

Cuando apenas había salido del penal de Las Cruces, un ex convicto fue ultimado a balazos en la esquina de las calles Los Limones.

A las 15:00 horas, el sujeto, quien presuntamente fue encerrado en el penal de las Cruces por  delitos contra la salud, caminaba en una de las calles cercanas cuando fue atacado y asesinado de al menos nueve balazos de calibre .9 milímetros, por desconocidos que huyeron con rumbo desconocido.

Policías municipales y estatales llegaron y encontraron al muerto, que vestía playera rosa y pantalón de mezclilla azul, y como seña particular tiene un tatuaje en el brazo izquierdo.

A un lado se hallaron los casquillos percutidos, los cuales fueron asegurados por personal de Servicios Periciales y un agente del Ministerio Público. Al final, el muerto fue llevado al Servicio Médico Forense en calidad de desconocido.