Mutis de diputados del PRI ante críticas al gobierno de Peña

*La violencia registrada en Oaxaca el domingo pasado, es “resultado de la terquedad, de la obstinación, la mano dura que ha venido practicando el gobierno federal en un tema de alta sensibilidad”, dijo Ricardo Mejía, de MC

 

*Criticó que ahora se le apueste al olvido y la desmemoria de la gente, y recordó que la Reforma Educativa fue el primer engendro del Pacto por México que firmaron los dirigentes del PRI, PAN y el PRD

 

*La coordinadora del PRD, Erika Alcaraz, exigió al gobierno federal y el de Oaxaca, que también es perredista, castigar “no solo a los que jalaron el gatillo”, sino a quienes “por su falta de actuación no evitaron que esto sucediera” 

 

 

Fernando Hernández

 

Mientras los diputados de la fracción del Partido Revolucionario Institucional guardaron absoluto silencio, legisladores de Movimiento Ciudadano y el Partido de la Revolución Democrática en el Congreso del Estado condenaron la violencia ocurrida en Nochixtlán, Oaxaca, el domingo pasado durante las manifestaciones de la CNTE y criticaron al gobierno federal por aplicar “mano dura” contra los maestros, además que le exigieron dar reversa en la aplicación de la Reforma Educativa.

Para el diputado Ricardo Mejía Berdeja, coordinador de la fracción de MC, la represión contra maestros que están en contra de la Reforma Educativa y miembros de organizaciones que los respaldan, que ha cobró la vida de al menos 8 personas, “son el resultado de la terquedad, de la obstinación, la mano dura que ha venido practicando el gobierno federal en un tema de alta sensibilidad”, y de plano consideró que se debe evaluar “dar reversa” en la aplicación de esa reforma.

El legislador de MC hizo “un llamado a que se reconsidere esta reforma y que se reconstruya desde el principio, porque no es una Reforma Educativa, es una reforma laboral, es una reforma dónde los villanos favoritos del régimen son los maestros”.

Enseguida, Mejía Berdeja preguntó: “¿Quién permitió la corrupción sindical, quien permitió el clientelismo, la alianza del magisterio con el PRI por décadas; fue el propio gobierno y después le pasan toda la responsabilidad a los maestros”, insistió.

Reclamó al secretario de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, que “ya no siga presionando a los gobiernos estatales para que corran a los maestros”, y de manera particular “a las autoridades de Guerrero para que despidan a casi mil 300 docentes” que no se acudieron a evaluarse.

Mejía Berdeja dijo que “es muy cómodo para Aurelio Nuño, desde la comodidad de sus oficinas en la Ciudad de México, (pedir a los gobiernos estatales) que despida a los profesores, que los notifique de su baja, que haga los descuentos en la nómina magisterial y que los sancione. Esta actitud, esta soberbia, ya está costando vidas en el país, y apelamos al refrán popular: ‘si vez las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar’”, advirtió.

Y entonces aseguró que “nada más están esperando que finalice el ciclo escolar para dar de baja a los maestros” que no acudieron a evaluarse.

El diputado de MC argumentó que “tres años y medio le ha llevado al gobierno federal tratar de imponer esta Reforma Educativa, y quiero hacer historia porque hay quien le apuesta a la desmemoria, a la amnesia colectiva, y un poco como si las cosas se dieran sin ninguna explicación anterior”.

Recordó que “la Reforma (Educativa) fue el primer engendro del Pacto por México” que fue suscrito por los dirigentes nacionales del PRD, PAN y PRI, el 12 de diciembre del 2012, y tres días después fue enviada a la Cámara de Diputados la propuesta para modificar el Artículo Tercero y 73 de la Constitución.

Dijo que de “manera fastrack, sin mediar discusión y violando procedimientos parlamentarios, se aprobó el dictamen” de la reforma que “ha venido complicando la situación política del país, en especial en Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Guerrero”.

Mejía Berdeja, quien era diputado federal cuando fue aprobada la Reforma Educativa, señaló que MC propuso un voto particular en el que se rechazaba el dictamen porque no había tomado una consulta y violaba los procedimientos parlamentarios.

Además, dio que el 19 de diciembre del 2012, su grupo parlamentario y otros aliados buscaron allanarse a una moción suspensiva que dejará de manera temporalmente sin efectos las modificaciones constitucionales, hasta que hubiera un diálogo con las bases magisteriales.

“Solamente 39 diputados federales nos opusimos a la reforma constitucional que transformaba el Artículo tercero de nuestra Carta Magna, está el registro en la votación histórica, por eso es importante que siempre haya registro público, porque hay quienes siempre le apuestan al olvido y la desmemoria”, dijo en clara referencia al hecho de que la dirigencia del Partido de la Revolución Democrática en Guerrero ha expresado su solidaridad al magisterio disidente, a pesar de que sus diputados federales y locales la aprobaron en ese entonces.

En su momento, Silvano Blanco de Aquino (MC) enfatizó en que “hay una serie de órdenes de aprehensión pendientes en contra de profesores en varios estados y Guerrero está en esa lista. Hay órdenes que en cualquier momento y después del ciclo escolar van a ejecutarse, así como despidos masivos de profesores”.

Dijo que “el gobernador Héctor Astudillo Flores poco puede hacer” en lo que se refiere a la aplicación de la Reforma Educativa y señaló que “el tema del Fondo (de Aportaciones Múltiples) que aprobaron ustedes para mejorar la infraestructura educativa, en el que le van a dar al estado poco más de 2 mil millones de pesos, es la zanahoria para que los gobernadores de estos estados puedan respaldar esta política de represión” del gobierno federal.

Advirtió que, aunque sabemos que para el mandatario guerrerenses la situación en compleja “y que no lo va hacer ante los hechos ocurridos en Oaxaca, y no le dice a Aurelio Nuño que está política de represión va a venir a violentar la situación en el estado de Guerrero, la situación en Guerrero va a ser todavía más crítica de lo que está actualmente”, consideró.

Por su parte, el ex coordinador de la fracción parlamentaria del PRD, Sebastián de la Rosa Peláez, se sintió aludido por lo dicho por Mejía Berdeja y entonces subió a tribuna para justificar el sentido de sus votos a favor de la Reforma Educativa cuando se desempeñaba como diputado federal, en la pasada Legislatura federal.

Se justificó con el argumento de que “en el imaginario del movimiento magisterial, no pueden medirnos a todos con la misma vara y en la misma circunstancia, por una reforma que generó divisiones al interior de los propios grupos parlamentarios”.

Mencionó que las leyes secundarias de la reforma se votaron en una sede alterna al Palacio Legislativo del Congreso de la Unión porque “el movimiento magisterial no lo permitió” y “ahí nos dividimos y ahí están los votos de quienes con nuestro voto dijimos no estar de acuerdo en esas leyes, no vengo a justificarme. Lo digo porque se dejan mensajes velados”.

El debate sobre los hechos de violencia ocurridos en domingo fue abierto por la coordinadora de la fracción del PRD, Erika Alcaráz Sosa, quien a nombre de su partido condenó los hechos del domingo en Nochixtlán.

A nombre de su partido exigió que el gobierno federal y el estatal de Oaxaca –que es producto de una coalición PRD-PAN—, investiguen y castigue no solo a los responsables directos de la violencia, sino a los funcionarios que permitieron que sucedieran un acto brutal que terminó con 8 vidas humanas y dejó decenas de heridos.

La legisladora exigió castigo “no solo son responsables los que jalaron el gatillo, si no los que por su falta de actuación no evitaron que esto sucediera”.

Mencionó que los estados de Guerrero, Oaxaca y Chiapas tienen características diferentes a los del resto del país, por lo que se les debe de dar un trato diferente desde la federación.

A pesar de las severas críticas contra el gobierno federal, ningún diputado del PRI intervino en la tribuna para argumentar algo a favor de la aplicación de la Reforma Educativa, una de las que presume la administración del presidente Enrique Peña Nieto.