Advierte CETEG que desde hoy sus “acciones no serán pacíficas”

* Ayer marcharon hasta palacio de gobierno y después se dirigieron a la sede del SNTE, pero policías antimotines les impidieron que pudieran causar daños a ese inmueble

 

Salvador Bello/Redacción

 

Maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), con el respaldo de estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, marcharon ayer por diversas vialidades de la ciudad y advirtieron que este miércoles sus “acciones no serán pacíficas”.

En esta ocasión, policías antimotines estatales evitaron que los docentes vandalizaran las instalaciones del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), ubicadas sobre los carriles del bulevar “René Juárez Cisneros”, al sur de la ciudad.

Minutos después del mediodía, cientos de manifestantes salieron del plantón que mantienen afuera de las oficinas del ex Ineban para manifestar solidaridad con la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación de Oaxaca, rechazar la Reforma Educativa y responder al anuncio del secretario de Educación en Guerrero, José Luis González de la Vega, de que hay 16 denuncias a líderes de la CETEG por afectaciones a inmuebles públicos.

De acuerdo con declaraciones hechas a la agencia ANG, el dirigente cetegista Carlos Botello aseguró que “no vamos a dejar que metan miedo” y reprochó que “durante muchos días se insistió a nivel nacional con una mesa de diálogo entre la CNTE y autoridades de educación, y ahora luego de la masacre en Oaxaca, a través de los medios de comunicación los secretarios de educación estatal y federal hacen el llamado a sentarse” a dialogar en la Secretaría de Gobernación este miércoles.

La movilización arribó al palacio de gobierno que era resguardado por 50 elementos de la fuerza estatal. Ahí, los maestros de la CETEG advirtieron que la de este martes era una movilización pacífica, solo para recordarle al gobierno que la lucha está en pie y no existe miedo a las amenazas de la SEG.

Sin embargo, “les advertimos que mañana y los días que siguen, nuestras acciones no serán pacíficas”, dijo Botello Barrera.

En su trayecto por la lateral norte sur del bulevar “René Juárez” pasaron por el palacio de gobierno y el Hospital de la Madre y el Niño Guerrerense (HMNG) y continuaron hacia el sur, hasta que metros antes de llegar al edificio del SNTE, “la avanzada ” comenzó a encapucharse y a preparar sus palos, resorteras y piedras.

Los maestros gritaron consignas en contra del sindicato “oficial”, es decir la SNTE, y recogieron piedras y otros objetos en el camino para irrumpir en dichas oficinas.

Al arribar a la SNTE, decenas de policías antimotines se ubicaron enfrente del edificio sindical, cerca de la Fiscalía General del Estado y evitaron el paso de los manifestantes que respondieron gritando a los policías que son ellos quienes bloquean vialidades y no los maestros.

Los maestros realizaron una valla humana frente a los uniformados para lograr continuar la movilización y tres de los integrantes de “la avanzada” encapuchados se colocaron de rodillas y con las manos en la espalda en señal de haber sido detenidos como aseguran que busca hacer el gobierno, para que los medios de comunicación capturaran la escena.

A lo largo de toda su protesta, los docentes gritaron consignas en contra del gobierno y dieron un discurso en rechazo a la reforma educativa y a la evaluación docente, además de que pidieron apoyo a la población en general para que se sume a sus manifestaciones  que aseguraron, son también por una educación gratuita.

En el trayecto de regreso, los policías antimotines estatales, en sentido contrario sobre el carril norte-sur del bulevar, se dirigieron al palacio de gobierno para resguardarlo en caso de que llegaran hasta allí los docentes inconformes, pero los cetegistas se brincaron a los carriles sur-norte de la Autopista del Sol para regresar.

La movilización culminó a las 3 de la tarde metros antes del campamento cuando una fuerte lluvia comenzó a caer sobre la ciudad.

  • rafa

    Sobre aviso no hay engaño dijo Juan Gabriel, Perdón… la CETEG.