Exégesis – Por Félix J. López Romero

Temas cotidianos

 

Por Félix J. López Romero

 

Reto para su gobierno la violencia, aceptó Astudillo

 

La siembra y cosecha de drogas, principalmente amapola y marihuana, han ocasionado que esta entidad caracterizada en el pasado reciente, por su dedicación a las tareas agropecuarias, haya desviado su rumbo caracterizándose en la actualidad por el cultivo de estupefacientes, lo que ha traído como consecuencia un elevado número de delitos, perdiéndose numerosas vidas al participar en actos ilícitos que allí los conducen.

En el tercer año de labores del rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, efectuando en Acapulco por su titular Javier Saldaña Almazán, fue entrevistado el gobernador Héctor Astudillo por representantes medios de comunicación, a quien le preguntaron sobre la violencia que viven algunas regiones de la entidad, expresando que continúa siendo un reto para su gobierno, a la que le pondrá el mayor interés, porque los guerrerenses desean vivir en paz.

Por lo que se advierte en esta lucha el mandatario está solo, porque no se ve que otros funcionarios sean sus coadyuvantes en esta tarea; esto ha dado origen que el crimen se extienda, porque nadie auxilia al gobernador en este preocupante renglón.

Mientras el estado no recupere la tranquilidad que perdió, la violencia continuará extendiéndose siendo su común denominador. Desde hace algunos meses se ha hablado con insistencia, de la creación de un cuerpo policíaco único; eso no son más que meras palabras porque en la realidad nada se concreta cuando así sea la delincuencia irá a la baja, en tanto quienes la promueven estarán en las cárceles.