*El rector Javier Saldaña afirmó que no hay condicionamiento por el presidente electo, sino de un acuerdo aprobado por el Consejo Universitario
*El déficit es de 1,152 mdp, pero no se generó durante su rectorado, aclaró

Gilberto Guzmán

El rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Javier Saldaña Almazán, anunció este lunes que la institución aplicará un Plan de Austeridad para reducir al máximo los gastos de operación, acorde con la política impulsada por el gobierno federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador a partir del 1 de diciembre.
Acompañado de funcionarios de la administración central de la UAGro, desde el auditorio de Rectoría, Saldaña detalló que el plan de austeridad consiste en 14 puntos.

Reducción de gastos

El primero es la Cancelación inmediata del servicio de telefonía celular para funcionarios del gabinete universitario; además, ajuste de la plantilla al personal de confianza, comisionados, asesores, asistentes y becarios de la institución al máximo, y sólo quedarán los estrictamente necesarios.
Se reducirán al máximo las nuevas contrataciones; se realizará un cruce de nóminas con los Gobiernos Federal, Estatal, Municipal y Organismos Públicos Descentralizados para evitar la duplicidad en el pago.
Se limitarán los gastos de representación del rector, funcionarios y directivos de las escuelas, facultades, centros e institutos de acuerdo al tabulador institucional. No se pagarán alimentos, gasolina, peaje y hospedaje sin oficio de comisión y únicamente se comisionará a eventos oficiales importantes.
Se prohibirán los gastos para clausuras y se reducirán gastos en actividades sociales institucionales; por acuerdo del Consejo Universitario se entregarán certificados, diplomas, títulos y grados en actos protocolarios en instalaciones universitarias.
Se suspenderá la publicidad institucional en medios de comunicación externos a la Universidad, salvo los aprobados por el Consejo Universitario; se utilizará el parque vehicular únicamente en actividades estrictamente oficiales
Racionalizar al máximo los servicios de agua, luz, telefonía y seguridad en dependencias administrativas y unidades académicas, responsabilizando al personal directivo de su cumplimiento, es otro punto del plan de austeridad.
Las publicaciones oficiales se harán en forma electrónica, salvo las que por su importancia ameriten su impresión.
Habrá un reordenamiento institucional académico y administrativo en forma bilateral, entre sindicatos y administración central, “respetando los derechos laborales de los trabajadores de las Escuelas, Facultades, Centros e Institutos y de la Administración Central, a través de la Comisión Mixta Paritaria de Admisión y Promoción ampliada que iniciará los trabajos a partir del nuevo ejercicio presupuestal, en enero del 2019.
El plan incluye actualizar y garantizar el acceso a la información, a través de la unidad de transparencia y su página web sobre el origen, destino y distribución de los ingresos y egresos de la institución.
Se va a elaborar un presupuesto austero de ingresos y egresos de la Universidad, escuelas, facultades, centros e institutos, que garanticen su funcionamiento eficaz y eficiente priorizando el desarrollo de las funciones sustantivas.

La austeridad, línea del presidente electo

En una entrevista al término del evento, el rector abundó que en las reuniones que ha sostenido el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador con rectores integrantes del Consorcio de Universidades Mexicanas (CUMex), les ha planteado tres puntos principales:
“Primero, respetar la autonomía de las universidades; segundo, que no nos va a aumentar pero tampoco nos va a disminuir; tercero, que presentáramos un plan de austeridad las universidades”, indicó.
Sin embargo, el rector Saldaña subrayó que no se trata de un condicionamiento por parte del presidente electo, sino de un acuerdo que fue atraído y aprobado por el Consejo Universitario de la UAGro.
Un reportero le preguntó si como parte de las medidas de austeridad, dejará de ser resguardado por elementos de seguridad y de utilizar la camioneta blindada en la que se trasporta, y Javier Saldaña respondió que si por él fuera no tendría seguridad personal, pero que ha consultado con las autoridades sobre ese tema y la indicación es que debe mantener ese resguardo, aunque anunció que los fines de semana utilizará una camioneta de su propiedad.
También dijo que el plan de austeridad no contempla reducción salarial para funcionarios porque ganan menos de 10 mil pesos, y él se redujo de 38 mil a 28 mil pesos mensuales como parte de las medidas de ahorro.
Afirmó que habrá sanciones para quienes no acaten las medidas del plan anunciado este lunes; por ejemplo, dijo que “si alguien que no esté justificado trae un carro oficial que no esté comisionado, se le tendrá que recoger”.

Logros de la UAGro y déficit

Previo a la presentación del plan de austeridad, el rector Javier Saldaña destacó los logros que alcanzado la institución durante los últimos años, que coinciden con su gestión primero como director general de Planeación y ahora como rector por segunda ocasión.
Detalló que la UAGro pasó de 40 a 76 licenciaturas y de 38 a 46 preparatorias y Técnico Superior Universitario, y que en los últimos diez años se ha duplicado el número de la matrícula.
Hay 9 nuevos programas educativos en 2018, y el 90 por ciento de la matrícula cumple con los requerimientos para considerarse de buena calidad.
El número de planteles de buena calidad en Educación Media Superior pasó de 0 a 26 en los últimos cinco años.
Hay 476 profesores con Perfil Deseable, que representa el 47.83% de la plantilla de Profesores de Tiempo Completo; y el número de profesores de tiempo completo en el Sistema Nacional de Investigadores es de 134, pero en enero del 2019 se incrementará a 142.
De 2013 al 2018 subió de 27 a 41 el número de procesos certificados bajo la Norma Internacional ISO 9001:2008.
“A nivel nacional, la UAGro es una de las primeras universidades con la certificación bajo la norma internacional ISO 9001:2015, y a nivel estado es la primera y única universidad que cuenta con esta certificación”, agregó el rector.
De 157,137 estudiantes de Educación Media Superior en el ciclo escolar 2018-2019, la UAGro da cobertura a 54,281; y de 77,177 en Educación Superior, cubre a 34,334.
Sin embargo, la institución arrastra un déficit histórico de 1,152 millones de pesos, de los cuales 670 millones corresponden al no reconocimiento de la plantilla real de trabajadores, “tenemos 34 mil horas sin reconocimiento de plantilla, casi 2 mil maestros sin reconocimiento de su plantilla”.
Además: 249 millones son deuda ante el ISSSTE del 2009 al 2010; 171 millones para casos urgentes de liquidación con fines de jubilación; y 62 millones son deuda ante el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) correspondiente al periodo 2009-2010.
El costo por alumno es de 37 mil 805 pesos al año, la última en inversión a nivel nacional, en comparación con otras instituciones cuyo costo es de más de 90 mil pesos, como la Universidad de Tamaulipas o la Universidad de Yucatán.
Javier Saldaña subrayó que el déficit no se ha generado durante su rectorado, porque en esta administración se han pagado todas las obligaciones, “no hemos endeudado con un solo peso a la Universidad”.

Facebook Comments