fbpx

Trabajadores de Sagarpa exigen la destitución de la subdelegada administrativa

* Martha Morales, esposa del exalcalde Marco Leyva, une a los empleados de esa dependencia federal en su contra  

 

Carlos Navarrete

 

Trabajadores basificados de la Delegación de la Sagarpa en Guerrero, pararon labores este lunes para exigir la destitución de la subdelegada administrativa, Martha Eloína García Morales, a quien acusan de atentar contra sus derechos laborales.

Los inconformes impidieron el ingreso al edificio de delegados, subdelegados y jefes de área, pero permitieron que el personal que no es de base realizara sus funciones. En el acceso principal colocaron dos lonas en las que se leía “Paro laboral, sindicato Sagarpa” y “Los trabajadores de base exigimos la salida de la subdelegada administrativa de la Sagarpa”.

En entrevista, Roberto Morales Chavelas, presidente seccional del sindicato de trabajadores de esa dependencia federal en Chilpancingo, indicó que en total 300 personas pararon labores en todo el estado.

Denunció que García Morales canceló un apoyo que recibían 52 trabajadores para sus pasajes, argumentando que no tenía sustento legal, pese a que ese recurso se les entrega desde hace 25 años.

Además, dijo que la subdelegada redujo el pago al personal del área de transporte rural y suspendió, sin motivo alguno, a tres trabajadores técnicos (uno de Coyuca de Catalán y dos de la comunidad de Las Vigas, en San Marcos), quienes ya regresaron a sus funciones luego de la intervención del sindicato.

Aunado a ello, el dirigente sindical indicó que García Morales —quien es esposa del ex alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena— dejó de asistir a su oficina los primeros seis meses de este año, pero siguió cobrando su salario completo.

El líder sindical comentó que recientemente los trabajadores se reunieron en la Ciudad de México para hablar de sus necesidades y acordaron solicitar que se habilitaran tres salidas de emergencia en el edificio, pues dijo que un puente que se encuentra sobre pasillo está en malas condiciones y representa un peligro para el personal, lo que quedó asentado en un dictamen oficial.

“Queremos puertas de emergencia que lleven a los estacionamientos y para el jardín, se acordó que era viable habilitar esas puertas, pero ella con artimañas emite otro dictamen para decir que no procedía la petición, a pesar de que es latente el problema, pues el puente está sobre un pasillo que todos los días ocupan los trabajadores”, afirmó.

Explicó también que desde su llegada a la dependencia, Martha García redujo el material de oficina, como papelería y equipo de cómputo, “todo esto lo da a cuenta gotas, y no se los da a los trabajadores, se los da a los jefes, los trabajadores de base no reciben ese material, incluso no hay ni agua de garrafón, y en lugares como las Costas y Tierra Caliente no hay ventiladores a pesar de que son necesarios por su clima”.

Roberto Morales explicó que hace unos días la subdelegada pidió a la Comisión Sindical que realizara un dictamen de evaluación de desempeño al personal de la dependencia, sin embargo dijo que los que integran la dirigencia del sindicato le pidieron prorrogarlo unos días porque ya tenían programado hacer ese mismo trabajo en el Colegio Superior Agropecuario del Estado de Guerrero (CSAEGro).

“Pero en nuestra ausencia ella llamó a cuatro o cinco trabajadores y dictaminó con ellos, según porque son de un sindicato independiente (es requisito que en la evaluación participe un sindicato), pero son personas que acaban de renunciar a nuestra organización sindical y aún no están conformados como sindicato, ni tienen ninguna representación”, señaló.

Por todo ello, decidieron parar labores en la delegación y advirtieron que no se reincorporarán a sus funciones hasta que García Morales sea removida del cargo. 

Facebook Comments