* El poder tras el trono en el Congreso
* Evodio y su peregrinar a salto de mata
* Otra vez la UPOEG y sus pistoleros locos

Jorge VALDEZ REYCEN

Netzahualcóyotl Bustamante Santín ya despacha como titular de la oficina de Administración y Finanzas del Congreso del Estado gracias a una recomendación de una amiga suya.
Cuando fue secretario de los Migrantes y Asuntos Internacionales en el gobierno de Ángel Aguirre Rivero, Bustamante Santín designó como su jefa de prensa y directora de la Unidad de Información y Difusión de los Derechos de los Migrantes a Vianey Guadalupe Valderrábano Sagrero, a quien cobijó en tiempos harto difíciles y escabrosos.
¿Cómo da vueltas la vida? Hoy Vianey es la súper-secretaria del presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) del Congreso estatal, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros y literalmente se ha convertido en una mujer influyente en la toma de decisiones al más alto nivel del parlamento guerrerense. Sus méritos debe tener.
Ahora, no pierda usted de vista a quienes estuvieron juntos en aquella secretaría de los Migrantes, pues seguramente ya han dado la sorpresa de migrar… y no hacia el norte, como lo hacen nuestros paisanos, sino ¡a la sede legislativa!.
—o0o—
A salto de mata, con un grueso legajo de papeles y más de 68 amparos bajo el brazo, se ha visto en los pasillos de la Delegación en Guerrero de la Procuraduría General de la República (PGR) al exalcalde de Acapulco, Jesús Evodio Velázquez Aguirre. Hasta allí lo condujeron agentes de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) para que junto con su chofer rindieran declaración ministerial de una pistola calibre 9 mm que portaba su escolta-chofer sin acreditar la licencia colectiva 110.
A Evodio no se le fincó ninguna responsabilidad, aunque sí corroboró la PGR que existen al menos cinco carpetas de investigación contra suya por peculado, enriquecimiento ilícito, uso de recursos públicos y hasta triangulación de centenares de cuentas bancarias, esto último lo investiga la unidad especializada de la Secretaría de Hacienda.
Triste y patético final de un político perredista cuyo sino ha sido marcado por un estrepitoso fracaso en la función pública, con señalamientos de enriquecimiento de al menos 240 millones de pesos, pero podrían llegar a superar cualquier cantidad que se imagine.
El plazo de un mes para comprobar y finiquitar adeudos, desvíos y uso de recursos públicos ante la Auditoría Superior del Estado ya feneció. El tiempo se agota y el cerco se cierra. Por cierto, ya la PGR tiene previsiones para evitar que salga fuera del país, eso dicen en los corrillos donde no saben guardar ningún secreto a media voz.
—o0o—
Les dicen “Los Locos”… porque andan bien acelerados.
Se trata de la guardia comunitaria de la UPOEG, el brazo armado que le debe su formación a Bruno Plácido Valerio y su camarilla de pistoleros, que han tomado la justicia por su propia mano, ninguneando al “chamaquillo” que despacha en la Fiscalía General.
La última locura de los comunitarios alebrestados fue balacear a una mujer que manejaba una Mazda y no se detuvo en los retenes anticonstitucionales que no son otra cosa que una pedidera de dinero, con botes que hacen sonar los armados en las narices de los automovilistas. Aquella mujer resultó ser empleada de la Secretaría de Educación Guerrero y recibió un rosón en la cabeza de las cinco balas disparadas por “Los Locos” en el retén del Rincón de la Vía, en la carretera federal México-Acapulco.
La mujer quedó desamparada, herida y sangrante por la alevosía y mansalva de un grupo de sujetos improvisados en el manejo de un arma de fuego, ignorantes de las garantías individuales de todos los ciudadanos y presas del miedo que lo llevan encima, reflejado en sus rostros nerviosos.
Hasta cuándo, “chamaquillo”… le preguntan a quién protestó cumplir y hacer cumplir la ley en Guerrero. Es solo una pregunta.
Nos leemos… SIN MEDIAS TINTAS.

Facebook Comments